Un tercio de los inquilinos cree que alquilar es tirar el dinero

DIEGO G. MORENO

  • El nuevo informe de Fotocasa destaca la mentalidad compradora de los españoles.
  • La mitad de los inquilinos piensa que estamos próximos a una burbuja inmobiliaria.
  • En Madrid y Barcelona se han alcanzado los precios de alquiler que había antes de la crisis.

Vivienda

"Somos un país de compradores". Con estas palabras ha defendido este miércoles la directora de Estudios de Fotocasa, Beatriz Toribio, la mala percepción que tienen los inquilinos que viven de alquiler sobre su experiencia. El nuevo informe Experiencia en el alquiler 2017-2018, elaborado por el portal inmobiliario, deja claro que, en igualdad de condiciones –algo que no existe, pues los precios del alquiler superan en muchas ciudades a los de la compra– los españoles seguimos tendiendo a comprar.

El estudio –cuya muestra es de 1.529 inquilinos de entre 18 y 75 años y casi mil arrendadores de esa misma edad– da al respecto un dato demoledor: uno de cada tres inquilinos (el 33%)piensa que alquilar es "tirar el dinero", una idea "arraigada desde hace años en la sociedad española", según apuntó Toribio. La cifra, correspondiente a 2018, es mayor que el año anterior, cuando lo pensaban un 25% de los encuestados.

Entonces, ¿por qué alquilamos? La respuesta está en el bolsillo. Un 47% de los inquilinos indica como primer motivo para vivir de alquiler que su situación económica les impide comprar una vivienda, 7 puntos porcentuales más que lo que pensaban en 2017. El informe destaca que este aumento "tiene un factor generacional muy marcado", ya que entre los inquilinos de entre 25 y 34 años este motivo escala hasta el 53%, un 42% el año anterior.

La vivienda sigue estando en el imaginario colectivo español como uno de los bienes más codiciados, incluso entre los que alquilan. El 51% de los arrendados (el 41% en 2017) opina que la compra es una buena inversión, y el 43% (13 puntos más que el año anterior) destaca que una vivienda es la mejor herencia que puede dejar a sus hijos.

¿Más cerca de una burbuja?

Los inquilinos no son muy optimistas con respecto al futuro del sector: casi la mitad de ellos (el 49%) piensa que estamos próximos a una nueva burbuja inmobiliaria, frente al 32% que opinaba lo mismo en 2017, "una creencia transversal a todos los tramos de edad", apunta el estudio.

"La explicación a estos cambios de mentalidad hay que buscarla en los precios", indaga el portal inmobiliario basándose en el dato de que 6 de cada 10 inquilinos creen que los alquileres han subido tanto que ya compensa más pagar por una hipoteca, un porcentaje que asciende hasta el 70% en la Comunidad de Madrid y el 64% en Cataluña, las dos regiones más tensionadas en materia de alquiler.

En el otro lado de la puerta se encuentran los arrendadores, cuyas opiniones sobre el estado del mercado difieren en algunos casos de los inquilinos: para los propietarios de una vivienda que quieren alquilar, la desconfianza sobre sus futuros inquilinos es su principal preocupación para arrendar un inmueble (55%), seguido de la falta de disponibilidad de tiempo para enseñar la vivienda (20%).

Un dato que indica hasta qué punto la falta de oferta afecta al alquiler es que el 32% de los arrendadores tarda menos de una semana en alquilar su vivienda. Es más, el 7% de los propietarios  en Madrid y el 8% de los de Cataluña aseguran que lograron alquilar menos de 24 horas después de colocar el anuncio.

Fotocasa también da varios datos sobre el perfil del inquilino en alquiler y del arrendador. El primero suele tener entre 25 y 34 años (el 40%) y se distribuyen entre la clase media y la media alta (71%). Más de la mitad de los inquilinos (56%) tiene ingresos inferiores a los 20.000 euros anuales. El arrendador, en cambio, suele tener mayor edad –el 83% tiene más de 35 años– y casi la mitad (44%) gana más de 20.000 euros al año.

Los precios suben a niveles precrisis

El dinero también es el principal motivo por el que decantarse por una u otra vivienda cuando decidimos vivir de alquiler. Nueve de cada 10 encuestados valora en primer lugar  que el precio de una vivienda este dentro del presupuesto, seguido de que no necesite reforma (78%) y que tenga el número de habitaciones deseado (70%). En el otro lado, que un piso tenga piscina (14% de los encuestados lo consideran muy importante) o que se encuentre en una zona de buenos colegios (18%) son factores menos cruciales a la hora de buscar un hogar.

El mercado del alquiler se encuentra en una situación de encarecimiento desde hace cuatro años tras el pinchazo de la burbuja en los años más duros de la crisis, pero aunque el precio del alquiler se ha recuperado –en Madrid y Barcelona ya se han alcanzado valores de 2007–, los salarios no: el sueldo más común en 2016 –según los datos más recientes proporcionados por el INE– era de 16.497 euros, un euro menos que el año anterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *