Una usuaria denuncia el elevado precio del alquiler con una oferta que tiene truco

20MINUTOS.ES

Anuncio falso piso de alquiler

La burbuja de los pisos de alquiler no deja de crecer en España y, a veces, estos precios tan desorbitados provocan un incremento de la creatividad y el ingenio humano que se ve reflejado, especialmente, en Internet.

Las redes sociales se han convertido en la principal vía de difusión para compartir la desesperación que produce el no conseguir una vivienda digna y muchos usuarios realizan campañas contra los alquileres con mucho sentido del humor o publican su hartazgo a través de comentarios jocosos.

Es el caso de @buchlovesthe50s que, agotada de los elevados precios del alquiler, realizó un experimento para reflejar la realidad de las viviendas de alquiler. La usuaria de Twittter publicó un tweet en el que ofrecía un piso en alquiler, situado en el barrio de Malasaña (Madrid), que contaba con una única habitación en una superficie de 14 metros, todo por un valor de 480 euros.

La propia tuitera mostró su sorpresa, de nuevo a través de su cuenta de Twitter, cuando en pocas horas el anuncio había recibido una gran cantidad de solicitudes. Entonces, la joven explicó que la fotogafía adjuntada en el anuncio falso era, en realidad, la celda de la cárcel de Estremera, a 70 kilómetros de Madrid.

El singular experimento, que pretendía denunciar, esta situación ha alcanzado una gran popularidad en las redes sociales, superando las 25.000 interacciones en Twitter. Aunque no es el único caso.

Otro usuario desesperado ha creado @elzulista, una cuenta fake en la que publica los anuncios de las distintas plataformas para alquilar viviendas. Este usuario utiliza el sarcasmo y la ironía para denunciar la misma situación que la anterior usuaria. "Hoy os traemos habitación en piso compartido en Madrid, ideal para teletransportarte en el tiempo! (sic) Siéntete como hace 100 años con solo atravesar el umbral! (sic) Ideal para practicar los juegos del hambre".

Los pisos de alquiler turístico y los desorbitados precios de alquiler afectan de manera especial a los jóvenes, la mayoría universitarios, que se ven obligados a compartir una vivienda para repartir, en partes iguales, los gastos totales que puedan generar en el domicilio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *