¿Cada cuánto tiempo debemos lavar las sábanas?

20MINUTOS.ES

  • Nuesta ropa de cama se llena cada poco tiempo de células muertas de piel, de la que se alimentan los ácaros.
  • Además, hay polvo, esporas fúngicas y restos de cosméticos.

Niño

Las sábanas son un elemento fundamental en nuestro día a día: pasamos muchas horas cada día entre ellas, descansando. Como ocurre con la ropa, también hay que lavarla, pero, ¿con qué frecuencia?

Primero hay que tener en cuenta qué es lo que hay en nuestras sábanas. Fundamentalmente, células muertas de nuestra piel. El problema es que estas células son el alimento de ácaros y garrapatas. Y después de comer, defecan… en nuestras sábanas.

Estos residuos pueden causar reacciones alérgicas, tos, mocos, picor de ojos… Pero además de excrementos de ácaro y piel muerta, en nuestras sábanas podemos encontrar esporas fúngicas y polvo, elementos que pueden incrementar los síntomas alérgicos. Además, también hay restos de cosméticos, que también pueden irritar la piel.

Todo esto, además, puede ir penetrando en el colchón y la almohada con el paso del tiempo. Por eso, es importante lavar las sábanas con una frecuencia no mayor a la semana. Los expertos recomiendan también el uso de fundas para colchones y almohadas.

¿Se eliminan los gérmenes metiendo la ropa en la lavadora?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que un solo gramo de materia fecal de una persona enferma contiene millones de virus, explica Kelly Reynolds, investigadora de la Universidad de Arizona. Y por mucho que nos lavemos tras hacer nuestras necesidades, se estima que al menos hay una décima de gramo de residuos fecales en nuestra ropa interior, como promedio. Además, en el 90% de los casos, los gérmenes de una prenda se transmiten a las otras.

El problema es que la lavadora no acaba con los gérmenes, por muy caliente que esté el agua. "Cuando se trata de mohos que causan infecciones cutáneas o respiratorias, u organismos que causan resfriados, gripe o gripe estomacal, la mayoría sobreviven a los ciclos de lavado", dice Reynolds. Ni siquiera lavando las prendas de una persona enferma por separado es seguro: los gérmenes pueden quedarse en la lavadora.

En cambio, a lo que no sobreviven es a la secadora: "Una alta tempertura de secado durante al menos 28 minutos es una forma eficaz de acabar con los virus", dice Kelly Reynolds. Si no hay secadora, una buena opción es la luz solar directa, porque la luz ultravioleta del sol tiene propiedades desinfectantes. Por lo demás, se recomienda lavarse las manos tras manejar ropa sucia y de vez en cuando, efectuar un ciclo de lavado con lejía u otro desinfectante cada cierto tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *